By John Brockman

Arma inmensamente poderosa aunque poco comprendida, que afecta a los angeles sociedad, al arte, los angeles política e incluso al desarrollo biológico de los humanos, l. a. cultura constituye el escenario en el que tienen lugar las experiencias humanas. Pero ¿qué es exactamente los angeles cultura?, ¿cuáles sus orígenes y reglas? En este libro John Brockman ha reunido a los científicos y pensadores más influyentes de los angeles actualidad para que presenten sus principles acerca de los aspectos más esenciales de los angeles cultura.

 Jared Diamond se ocupa de por qué colapsan las sociedades y cómo podemos tomar decisiones adecuadas para proteger nuestro propio futuro, Denis Dutton de los orígenes del arte, Daniel C. Dennett de los angeles evolución de las culturas, Jaron Lanier del omnipresente impacto de web, Nicholas Christakis de los angeles estructura y reglas de las redes sociales (tanto de las reales como las online), Clay Shirky y Evgeny Morozov de l. a. nueva realidad política que ha surgido de l. a. period electronic, Brian Eno de lo que más valoran las culturas, Stewart model de las responsabilidades del poder humano, Douglas Rushkoff del nuevo Renacimiento y finamente W. Daniel Hillis de los angeles crimson como una pink de conocimiento worldwide.

Show description

Read or Download Cultura PDF

Similar Anthropology books

Among the Cannibals: Adventures on the Trail of Man’s Darkest Ritual

It is the stuff of nightmares, the darkish notion for literature and movie. yet astonishingly, cannibalism does exist, and in one of the Cannibals go back and forth author Paul Raffaele trips to the a ways corners of the globe to find contributors during this mysterious and nerve-racking perform. From an vague New Guinea river village, the place Raffaele went looking for one of many final training cannibal cultures in the world; to India, the place the Aghori sect nonetheless ritualistically devour their useless; to North the USA, the place proof exists that the Aztecs ate sacrificed sufferers; to Tonga, the place the descendants of fierce warriors nonetheless consider how their predecessors preyed upon their foes; and to Uganda, the place the unlucky sufferers of the Lord's Resistance military fight to reenter a society from which they've been violently torn, Raffaele brings this baffling cultural ritual to gentle in a mix of Indiana Jones-type experience and gonzo journalism.

The Piltdown Forgery

For many years the is still of fossils present in Piltdown, England have been believed to return from a "missing link," a creature with a human skull and an ape's jaw. Dr. Weiner indicates how he came across the reality approximately those continues to be, and went directly to divulge one of many world's maximum medical frauds.

The Power of Place: Geography, Destiny, and Globalization's Rough Landscape

The realm isn't as cellular or as interconnected as we adore to imagine. As damage de Blij argues within the energy of position, in an important ways--from the asymmetric distribution of ordinary assets to the unequal availability of opportunity--geography keeps to carry billions of individuals in its grip. we're all born into common and cultural environments that form what we develop into, separately and jointly.

Islam Observed: Religious Development in Morocco and Indonesia (Phoenix Books)

"In 4 short chapters," writes Clifford Geertz in his preface, "I have tried either to put out a basic framework for the comparative research of faith and to use it to a research of the advance of a supposedly unmarried creed, Islam, in rather contrasting civilizations, the Indonesian and the Moroccan.

Additional resources for Cultura

Show sample text content

Consiste, sin más, en mantener una actitud si nos otorga beneficios y en cambiarla si resulta contraproducente. Cuando una personality obtiene un mal resultado, es difícil que vuelva a repetir el último movimiento, y si, por el contrario, gana, lo repetirá con toda probabilidad por haberle sido de provecho. No es más que los angeles táctica de castigo y recompensa en acción. Si uno los angeles estudia en el contexto del dilema del prisionero, desembocará, sin más, en los angeles estrategia de Pávlov. Así, por ejemplo, si hemos preferido no cooperar y el otro sí lo ha hecho, según las reglas de aquel, nos habremos aprovechado del otro y habremos obtenido una recompensa muy elevada. Estamos, pues, muy contentos, y repetimos l. a. jugada en consecuencia, echándonos atrás de nuevo en l. a. siguiente vuelta. Sin embargo, si los angeles situación ha sido los angeles inversa, los explotados habremos sido nosotros; nos sentiremos frustrados y, por lo tanto, cambiaremos nuestra jugada; y, si en el pasado hemos cooperado, retiraremos ahora nuestra colaboración. Aunque todos estos son experimentos teóricos, los especialistas en comportamiento animal también hicieron numerosas pruebas en los angeles vida genuine. Hasta llegaron a ensayar con personas. Investigadores como Manfred Milinski, director de uno de los institutos Max Planck de Alemania y estudioso implacable de los angeles conducta animal, quiso también explorar los angeles naturaleza del ser humano. Empleó a estudiantes suizos y alemanes a fin de crear experimentos fundados en el dilema del prisionero a fin de determinar si tendían o no a servirse de los angeles estrategia de Pávlov, y corridoró que, en efecto, todo apunta a que se halla extendida entre los animales racionales. Todas estas principles fueron a sumarse a nuestro trabajo sobre los angeles reciprocidad indirecta, concepto introducido por vez primera por Robert Trivers en un célebre artículo de los angeles década de 1970. Recuerdo que mencionó los angeles concept de pasada al escribir sobre lo que llamó altruismo normal. En virtud de este, tendemos a devolver algo no a quien se lo debemos, sino a cualquier otro integrante de los angeles sociedad. Señalaba que tal cosa funciona también respecto de l. a. cooperación en casos más elevados, aunque no entraba en detalles, ya que a l. a. sazón aquello no constituía, en realidad, l. a. médula de su pensamiento: estaba más interesado en l. a. etología, y en aquel momento no se había demostrado que se diera los angeles reciprocidad indirecta en el comportamiento animal. Podía existir en algunos casos, pero los expertos seguían debatiendo los más y los menos. En las sociedades humanas, sin embargo, este género de correspondencia tiene un efecto por demás remarkable. Entre las frases célebres del jugador de béisbol estadounidense Yogi Berra se cuenta una en l. a. que aseguraba no faltar nunca al funeral de un conocido por temor a que, de lo contrario, ellos no quisiesen asistir al suyo cuando le llegara l. a. hora. En el fondo, no es un aserto tan absurdo como parece: si un profesor universitario, por ejemplo, hace fiel acto de presencia en todos los entierros de miembros del claustro que se celebren, el claustro al completo irá al suyo cuando se produzca su muerte.

Rated 4.76 of 5 – based on 17 votes